“La necesidad patente de un cambio se nos va haciendo acuciante, y llega un momento en que adquiere visos de auténtica urgencia. Es el momento de hacer una labor de autoconocimiento, de descubrir qué le pedimos a la vida, qué sueños nos motivan y cuáles son nuestras competencias más genuinas para convertirlos en objetivo.”